Regionalismo y cargos de elección popular

Regionalismo y cargos de elección popular

Por Francisco Espinosa

El tema del regionalismo en los tiempos actuales no debe ser visto como un requisito único para poder desempeñar una función o realizar un rol, sobre todo cuando se trata de un tema dentro de un mismo estado.

El decir que “fulano de tal por ser de tal lugar, por haber nacido en este lugar, hará mejor trabajo que alguien que llega de fuera” es solamente una frase y anteponer el sitio de nacimiento como un requisito sale sobrando en estos tiempos de globalización.

Insisto, cuando se habla del mismo estado no tiene porqué imperar que si es del norte, centro, sur o alguna otra región.

En materia política considero no viene al caso descalificar a alguien por su lugar de nacimiento o residencia, tal como pasa actualmente en Chetumal, ciudad del sur de Quintana Roo en la que algunas voces identificadas con Morena no quieren a una candidata del norte del estado para que pudiera ser su diputada federal.

No es una elección por la presidencia municipal, así que considero está de más descalificar a Anahí González por ser de Cancún.

Además, preguntaría, por ejemplo, a la diputada federal de Morena, representativa del sur del estado, qué ha hecho por esa región en la Cámara de Diputados Federal?

Más allá de pretender imponer a su hija como candidata a un cargo de elección popular, Patricia Palma pasará sin pena ni gloria en la actual legislatura.

En el caso del neomorenista Mario Rivero Leal, recordemos que se salió del PAN cuando tenía abierta una solicitud de expulsión en su contra, no precisamente por buenos antecedentes.

Ojalá quien llegue finalmente a ser diputado federal por el Distrito 2 verdaderamente represente y apoye al sur de Quintana Roo, porque en verdad que sí se requiere esa ayuda más allá de las palabras y los discursos.

El ciudadano de a pie eso es lo que busca y espera, a fin de no llevarse una nueva decepción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.